viernes, 12 de octubre de 2012

LUIS MARTÍN SA

Con 14 años
Luis Martín Sa (Santa Cruz de La Palma, 1962), como Juan Méndez, fue también un producto Antón Valdueza,  sembrado durante su fructífero periodo en La Palma como profesor y entrenador, aunque conviene advertir que a los equipos del Instituto no sólo los dirigía Felipe Antón sino también Roberto Estrello, que luego trabajaba con los jugadores de menor potencial. Martín Sa colideró con Méndez tal vez el mejor equipo juvenil palmero de la historia: el Instituto La Palma de la temporada 1977-78 (antes habría jugado en el infantil Play Boy, por ejemplo, que preparaba Facundo Daranas). Con este conjunto (Juan Méndez, Orlando Acosta, José Luis López, Adolfo Rodríguez Fierro, Carlos Sánchez, Juan Barreto, Francis Fariña, Toño Castillo y Manolo Lorenzo), Luis Sa se proclamó subcampeón de Canarias, cayendo únicamente ante el todopoderoso Náutico "A" de Felipe Coello, que solo cedió dos partidos durante toda la temporada (en La Palma y la final del Campeonato de España). Es más, el propio Martín Sa y su compañero Orlando Acosta serían convocados en julio de 1978 a una operación "promesas" en las instalaciones del Náutico de Tenerife, bajo la dirección del seleccionador nacional Antonio Díaz Miguel.

C.B. Canarias junior 1978-79
Un año después de aquel hito, y valorando su aparente potencial, el también palmero Pepe Cabrera, ya entonces en labores de Secretario Técnico del Club Baloncesto Canarias (como entrenador ya se había hecho tiempo atrás con los servicios de Aciego y De las Casas, o de Martín y Valcárcel, entre otros), optó  por incorporarlo al histórico club de La Laguna todavía en edad juvenil, junto a su compañero Méndez, y de paso fortalecer uno de los juniors canaristas más potentes que se recuerdan (Suso y Fermín González, Alberto Ortega, Luis Afonso, Pepe Valencia, Sergio Francisco, Eduardo Fernández...). El base palmero jugó cuatro temporadas consecutivas con los aurinegros, desde la campaña del debut del club en Primera B (1978-79) hasta la temporada 1981-82. En su primera temporada con los laguneros, Luis Martín Sa compartió vestuario con cuatro palmeros más: Eduardo Aciego, Manolo de las Casas, Juan  Méndez y Carlos Navarro Emiliano. Ya hemos escrito en otra ocasión que acaso este Canarias del Padre Adán, que dirigió Pepe Clavijo, fuera la formación más "palmerizada" hasta la fecha.
C.B. Canarias 1980-81
En estos cuatro años en el Canarias, Martín Sa participó de su histórico primer ascenso a la máxima categoría del básquet español (1980-81), con Pablo Casado como entrenador, y de una temporada en la entonces Primera División (1981-82 -Velázquez Canarias-, con Larry MacNeil como americano), que sería la única de su trayectoria en España. El base de 1,83 abandonaría el club lagunero antes de finalizar la temporada 1981-82, cuando en las postrimerías de la misma Daniel Pintor se hizo con las riendas del equipo ante la dimisión de Casado.


C.B. Claret 1982-83
Consciente de sus facultades y de su genio, fue entonces Pepe Moriana quien posó los ojos sobre el base palmero de 20 años para reforzar, junto a otros jugadores de primer nivel como Chus González, Ángel Turégano o Eduardo Polo, su proyecto de elite en Las Palmas desde el club baloncesto Claret, aún en Segunda División Nacional. [Todavía recuerdo nuestro ingenuo paso, con su hermano Fernando, por el pub Ragtime que regentaban entonces González y Sa en Las Palmas en 1983]. Con los grancanarios (con los que jugó durante tres temporadas), Luis Sa suscribió dos nuevos ascensos: a Primera B en la temporada 1983-84, siendo el jugador más determinante (con Antonio de Torres de entrenador), y a la Liga ACB en la 1984-85 (con Pepe Clavijo de coach, y jugadores como "Titi" García, "Patas" Beltrán, Paz Talán, Berdi Pérez, Paco Garza, Eduardo Polo, Nacho Pinedo, Ángel Turégano, Jorge Ruiz o José Luis Subías). Por tanto, todavía en 1985, el temperamental base palmero había sido partícipe del primer ascenso a la máxima división de los dos equipos canarios de mayor éxito hasta hoy, con permiso del Náutico: el del C.B. Canarias de la temporada 1980-81 y el de C.B. Claret (luego Gran Canaria) de la temporada 1984-85. No había cumplido los 23 años.
 
Pero, lastimosamente, su proyección se truncaría en 1985 al sufrir una importante lesión que con apenas 22 años le lastraría su trayectoria posterior. Martín Sa reaparecería en la temporada 1987-88, campaña en la que volvería a jugar en Primera B, ahora con el Salesianos grancanario (en su única aparición en liga nacional), en la que coincidiría con otro palmero, Chani Gómez, además de con el veterano Carlos Cabezas, fichado al alimón. Procedía del Tenis Clube de Sao Paulo (Brasil), equipo con el fue sexto de la Liga Nacional, y país donde finalmente fijaría su residencia. Sin embargo, aún volvería a jugar en España en la temporada 1989-90 (segunda fase), en un reforzado Palma Canaria del Puerto de la Cruz (Tenerife) que entrenaba José Felipe Antón, y que sería campeón de la Segunda División canaria (compartiendo nuevamente vestuario con dos palmeros más: Toño Pérez y el megaveterano Eduardo Aciego), pero ya -viviendo en Brasil- con la cabeza más pendiente de otras facetas del baloncesto que de  la de jugar propiamente. Sus gestiones como intermediario, por ejemplo, tuvieron mucho que ver con que se pudiera presenciar en La Palma, durante la Bajada de la Virgen de 1990, uno de los últimos partidos URSS-Yugoslavia que se disputaron en el mundo, o con que se celebrara durante la Bajada siguiente (1995) un torneo internacional de selecciones sub-23. Precisamente, en la Bajada de la Virgen de 1990, el jugador formó parte de la selección palmera que se enfrentó al Estudiantes de Madrid algunos días antes del encuentro internacional. No obstante, pese a estas nuevas obligaciones y sin recuperarse del todo de su frustrante lesión de 1985, el de José López jugaría todavía varios años más en la Liga Nacional de Basquetbol de Brasil, en la categoría A-2, donde el idioma no le era del todo desconocido (no olvidemos, por su madre, su ascendencia portuguesa), convirtiéndose, por cierto, en el único palmero que lo ha hecho a este nivel en un país extranjero.
 
Buitres, Comp. Verano 1978
Luis Martín Sa fue también un fijo de la Competición de Verano de la capital palmera, normalmente vistiendo la elástica del Buitres, con el que fue campeón en varias ocasiones, aunque también jugaría con el Sporting Avenida o incluso con el Tocuyo, y siempre estuvo en cuantos acontecimientos baloncestísticos requerían de su participación en la isla, formando parte de múltiples selecciones insulares. En realidad, por culpa de una lesión, el excelente base palmero apenas disfrutó de poco más de diez años de básquet profesional (dos en la máxima categoría, uno en España y otro en Brasil,  cinco en la Primera B española y algunos más en la A-2 brasileña), pero, así y todo, siempre formará parte de la historia de nuestro baloncesto, entre otras cosas, por ser nuestro mejor jugador en su posición.

6 comentarios:

  1. Me ajunto aqui aos fãs! Luiz é uma pessoa Grande em todos os aspectos!

    ResponderEliminar
  2. Luis Sa... que fenómeno...,
    Qué fuerza... Mecánico.

    Recuerdo los 2 pa 2 que nos "echábanos" en el Femenino entre él y Sesé contra Fernan y yo...

    Ganador nato,.. nos era imposible vencerlo.
    Siempre tenía la jugada ganadora....

    Incluso cuando siendo nosotros unos pivillos aún, en su etapa postoperatoria de la hernia, se recuperaba jugando a las palas y empezabas a una distancia prudente y terminabas a 30 metros dándole cañonazos.... no paraba...
    Luego nos decía que se encontraba muy mal y que le teníamos que tener una hamaca en el club naútico.... ¡¡farfullero!! (jajajajaja)

    Um abraço onde você está, fenômeno
    E Sonia e família também

    ResponderEliminar
  3. Increible Luisito!! Espetacular todo lo que he podio leer!! Estamos hablando de un tio como pocos!! mi gran amigo y socio. Compartimos oficina los ultimos 20 años...y el mismo me cuenta unas historias...joder!!jajajaja, enhorabuena por el articulo, Saludos desde Brasil, Marcelo Maffia

    ResponderEliminar